viernes, 27 de enero de 2012

Sin título

a María


No hay cosa más fuerte que sentir tu sonrisa

sujetando mis brazos, no hay cosa más dulce,

y lo quiero, al caerme y en la vista mirarte

y verte con la fuerza oculta en el amor.

Qué cosa tan bonita cuando vistes,

la paleta colmada en el desnudo que imagino.

Qué fuerza personal la de tu voz que siempre

es un secreto, calla, que siempre es la debilidad

de los futuros cambios. Qué trayecto el carmín

que dejas en el vaso. No hay cosa más dudosa

que esa mancha, que esa firma que los dedos

sellan y más: transportan. Qué limpias son tus uñas

que rasgan mi caída y la desatan y encuentran fuerza.


2 comentarios:

  1. Te descubro por Twitter y me topo con tus versos. Atropellado por la belleza.

    Salud.

    ResponderEliminar

Alterae res

Vídeo realizado por Alma Prieto